martes, 13 de septiembre de 2011

Tú.


Y cuando crees que ya sabes todo sobre él, que ya sabes a cuantas tías ha besado después de ti: llega otra sorpresa.Otro motivo más por el cual pasar totalmente de su culo, otra razón para abrir más aún los ojos, algo que demuestra que hay muchos más caminos.A lo largo del tiempo notas ese distanciamiento: quizás celos, rencor e incluso podría existir un cierto despecho.Notas el cambio repentino, brusco, exagerado, muy grande que no te explicas el porque y como paso.Te da rabia e intentas pasar al mismo tiempo, pero está ese sentimiento, ese vínculo que se ha creado a lo largo de las horas, días, meses hablando... Esas interminables conversaciones en las que contar de todo, hablar de cualquier cosa, cualquier tontería con el fin de simplemente hablar de algo y conocer al otro incluso más que a ti mismo.Desilusión e impotencia al no conseguir lo que tu querías pero satisfacción y alegría por el simple hecho de haberlo intentado y haber demostrado lo que te importaba.Demostrar que tus sentimientos son verdaderos y que hubieses dado mucho por esa persona.Coraje por el daño causado y el tiempo perdido, pero felicidad por el tiempo bien invertido y aprovechado, por las caricias y los besos dados, por los buenos momentos y también por haber aprendido de los malos.Rabia por no poder hacer nada más, por no poder abrirle los ojos y que se de cuenta que sus nuevas amistades no le convienen, que le hacen sacar lo peor de él, que no es el mismo estando con ellos.Impotencia al ver que le regala sus besos a cualquier estúpida, pero nostalgia al recordar que a ti te los daba con cariño.Desilusión al ver que las cosas no son como antes y la forma en la que se comporta ahora, pero esperanza en que vuelva a cambiar para bien y que se de cuenta de quien lo quería de verdad, quien estaba con él por conveniencia y quien estará por muchas cosas que pasen.Tú, serás esa idiota que estará detrás de él por muchas cosas que pasen.